Ley Número 201 del 11 de octubre del 2011; Enmiendas a la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico (Ley Número 22 del 7 de enero del 2000)

A diario se reportan accidentes de tránsito cuya causa principal es el descuido y/o negligencia de los ciudadanos.  Al conducir un vehículo de motor deben evitarse distracciones innecesarias que puedan provocar accidentes de tránsito.  El conversar por teléfono móvil o inalámbrico y el enviar o recibir mensajes de texto mientras se conduce un vehículo de motor, son actividades que pueden afectar nuestros reflejos y habilidades al conducir provocando accidentes y hasta la pérdida de vidas humanas.

Un estudio ordenado por la Comisión de Seguridad en el Tránsito arrojó que un setenta porciento (70%) de los conductores puertorriqueños tienen consigo un teléfono  móvil o inalámbrico mientras conducen.  Concluye el estudio que los usuarios de teléfonos móviles o inalámbricos pueden estar en una situación distrayente aproximadamente cuatro (4) veces al día mientras conducen.

La Ley Número 201 fue aprobada el 11 de octubre del 2011 y la misma le añade nuevos artículos a la Ley Número 22 del 7 de enero del 2000, mejor conocida como la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico.  El propósito de esta enmienda es prohibir el uso de teléfonos móviles o inalámbricos mientras se conduce un vehículo de motor garantizando así la seguridad y el derecho a la vida de los conductores y de los peatones puertorriqueños.

El nuevo Artículo 10.25 de la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico establece que ninguna persona podrá conducir un vehículo de motor mientras hace uso del teléfono móvil o inalámbrico, excepto en los casos en que genere una llamada utilizando un equipo de manos libres (hands free).

El Artículo 10.25 de la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico no aplicará si:

a)    el vehículo no se encuentra en marcha y no esta impidiendo el tráfico

b)  se están generando llamadas o comunicaciones a agencias del orden público o relacionadas a emergencias médicas o de seguridad

c)     es para utilizar el Sistema de Posicionamiento Global (GPS)

d)    es para iniciar o terminar una llamada

e)   ni a los chóferes de vehículos que estén destinados a atender situaciones de emergencia mientras estén atendiendo una emergencia real

Las excepciones antes mencionadas no le aplicarán a los conductores de ómnibus, transportes escolares, camiones o motocicletas.

Esta prohibición se extenderá al envío y recibo de mensajes de texto, correos electrónicos, mensajes de texto SMS y mensajes mediante el uso de números de identificación personal (PIN’S).

Los conductores que incurran en infracciones  al Artículo 10.25 de la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico será sancionado con una multa de cincuenta (50) dólares por la falta administrativa.

La Ley 201 del 11 de octubre del 2011, es una medida que pretende aumentar la seguridad en  las vías publicas  y proteger el derecho a la vida de los conductores y peatones mediante la prohibición del uso de los teléfonos  móviles e inalámbricos al conducir, pero su efectividad dependerá del compromiso de todos y cada uno de los puertorriqueños con la seguridad y la vida de su prójimo.

Por: Lcda. Silka A. Sepúlveda Ramos

Abogada & Mediadora de Conflictos

lcdasepulvedaramos@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*